A jugar con tu pequeño

Un informe de la Academia Americana de Pediatría (AAP) establece que el juego les permite a los niños expresar su creatividad y desarrollar su imaginación, su destreza manual y sus aptitudes físicas, cognitivas y emocionales. Por otro lado, un estudio del Colegio de Pedagogos de Cataluña establece que el juego duplica la capacidad de concentración y de memoria, por lo que el aprendizaje en cualquier área resulta más sencillo cuando tu pequeño realiza este tipo de actividad.

Sin embargo, como en esta etapa de su vida tus pequeños todavía no saben jugar solos, la interacción que tienen contigo es muy importante, ya que tú serás quien deba iniciar y guiar las actividades. Estudios demuestran que los niños y niñas que jugaron desde pequeños con sus padres e hicieron del juego una actividad diaria y familiar, han tenido menos problemas de conducta y aprendizaje en la adolescencia.

Así que prepárate y juega con tu pequeño por lo menos media hora al día, pues de esta manera se dará cuenta de que le dedicas toda tu atención, haciendo a un lado tus actividades personales para establecer una buena y larga relación entre ustedes.

Para ello, no es necesario establecer una rutina ni un lugar fijo (como su habitación), toma en cuenta que para tu hijo cualquier lugar de la casa puede ser una fuente inagotable de estímulos. Lo mismo sucede con cualquier objeto que puede convertirse en los juguetes más divertidos.

Entre las mejores estrategias para aprender a jugar con tus pequeñitos está repetir una actividad tantas veces como lo desee tu hijo. No te desesperes, recuerda que los niños aprenden repitiendo, pero es importante que una vez que tu hijo haya dominado el juego, introduzcas cambios que lo enriquezcan, de esta forma le plantearás nuevas oportunidades de aprendizaje.

Otra forma de divertirse juntos, es aplicar el juego a las actividades y rutinas familiares, como tender las camas, meter la ropa a la lavadora, sacudir, guardar sus juguetes, etcétera. O dejar que te imite, pues la imitación es uno de los pilares del aprendizaje. Recuerda: jugar con tu niño implica que tú seas también un niño.

Referencia: Juegos para desarrollar la inteligencia del niño, Jackie Silberg, Ed.Oniro Cómo despertar la inteligencia de tus hijos, Nessia Laniado, Colección Guía para Padres, Ed. Paidós
loading