¡Que las vacaciones no sean un problema!

Es hora de la diversión, ¡Yuju! dicen los más pequeños de casa. Ellos esperan con ansias la época de vacaciones para desprenderse de las tareas habituales de la escuela. Ahora eres tú quien tiene un reto diario: pensar en actividades para que tus pequeños no se aburran. En nuestro artículo te compartimos algunas actividades para que tus hijos organicen su tiempo en las vacaciones.

¿Qué tal un curso vacacional? Si quieres que tu chiquitín se divierta y conozca nuevos amigos, puedes inscribirlo en algún curso vacacional dentro de la ciudad o barrio donde vives. Existen varias opciones que tu hijo puede elegir, ya sean actividades como campamentos, expediciones o cursos para aprender deportes como: Natación, Fútbol, Básquet, patinaje, baile o danza. Estas actividades se vuelven productivas y complementarias en la educación de los más pequeños sobre todo en esta temporada en la cual tienen tiempo libre.

¿Qué tal una excursión en el parque? Tus peques, además de realizar una caminata, podrán disfrutar de la naturaleza y así fomentar su capacidad de observación. Puedes aprovechar estos momentos para realizar actividades que les permitan relajarse como: hacer castillos de arena con un balde y una palita, jugar a la cocinita y la comida pueden ser las flores, formar figuras con ramas de árboles, entre otros. Estamos seguros que será una experiencia inolvidable. Recuerda estar pendiente siempre ya que podrían llevarse algo a la boca.

¿Tienen juegos de mesa? Es una excelente opción si el clima no les permite salir de casa. Podrán disfrutar un momento hermoso en familia, esto ayudará a su desarrollo psicológico y emocional, a relacionarse con los demás y a compartir sus mejores sonrisas. Una opción puede ser el Jenga donde pondrás a prueba su equilibrio y agilidad, otra opción para niños más grandecitos puede ser el Scrabble que es un juego de palabras donde pueden mejorar su vocabulario.

¿Un campamento dentro de casa? Seguro te parece una idea descabellada, pero para los pequeños es una idea grandiosa para despertar su imaginación y salir de la rutina. Si tienes una tienda de acampar puedes usarla dentro de casa para hacer una pijamada con tus pequeñitos, contar historias, cuentos o quizás tocar algún instrumento musical, el cual también puede estimular los sentidos de tu consentido. Por último hacer teatro en casa puede desatar la creatividad de toda la familia, en esta actividad solo necesitarás de muchos ánimos y elegir la obra que representarán.

¿Crear cosas asombrosas? Pueden buscar foami, lentejuelas, palitos de helado y hacer juntos unos hermosos antifaces para recrear la obra de teatro que harán en casa. No es nada complicado y la creatividad en los pequeños volará.

¿Una receta en casa con la ayuda de la abuela? Ellas son las más consentidoras y no dudarán en ayudarte con el cuidado de tus pequeños. Una de las actividades que pueden realizar juntos es preparar una exquisita receta con ingredientes y utensilios que sean aptos para los más chiquitos. Empanaditas suenan deliciosas, ¿verdad? Pues tus hijos pueden ayudar a realizar las bolitas para que luego la abuelita haga el relleno de las mismas. También pueden preparar una ensalada donde se mezclen frutas o vegetales con colores y texturas distintas, esto puede motivar a los más pequeñitos a familiarizarse con la preparación de estos alimentos y a aceptarlos de mejor manera.

Las vacaciones pueden convertirse en una excusa para que los niños alteren su rutina normal, por esto, es importante que cuides sus horarios de alimentación ofreciéndoles refrigerios saludables entre las comidas, que les ayuden a obtener la energía necesaria para disfrutar de sus actividades.

Un batido de frutas o un vaso de leche con galletitas integrales, pueden ser ideas de refrigerios que te ayuden a complementar la nutrición de tus pequeños. Por eso te contamos que Leche Crecimiento NIDO®, además de ser deliciosa, protege la barriguita de tu pequeño, así que puedes estar tranquila y disfrutar junto a ellos de las vacaciones.

loading