¡A comer verduras!

Muchas mamis se ven en aprietos cuando preparan la comida, mucho más si piensan en acompañarlas con alguna ensalada ya que no saben si a los más pequeñitos de casa les va a gustar esos nuevos sabores y texturas que van a probar. Por esta razón hemos preparado algunos consejos que pueden ayudarte a iniciar esta ardua, necesaria y divertida labor en la cocina.

Lo mejor de todo es que puedes iniciar involucrándolos desde la planeación del menú y la compra de alimentos en el supermercado, de esta manera se relacionarán directamente con cada fruta y vegetal que compres, ellos podrán apreciar las formas, colores, texturas y olores, por lo que será mucho más sencillo que coman con gusto.

Los vegetales tienen vitaminas y minerales que contribuyen al desarrollo y crecimiento sano en los niños, además, su consumo puede prevenir algunas enfermedades como la obesidad, por eso es importante incluir estos alimentos en una dieta saludable para los chiquitines.

Recordemos que los niños al probar un alimento nuevo, deben hacerlo más de una vez, el secreto está en repetirlo de forma natural y con paciencia. De esta manera se relacionarán con sus texturas y los colores cada vez que prepares algo parecido, entonces le gustará y no será un problema.

Aunque parezca un reto, estamos seguros que lo lograremos juntos:

  • Regula sus horarios de comida, de esta manera su barriguita se acostumbrará a comer a las horas indicadas, tendrá mejor apetito y disfrutará más de sus verduras.
  • Inicia probando con distintas verduras como la zanahoria, fíjate que su presentación sea llamativa para que la coman muy contentos. Puedes rallarla o picarla en pequeños cubitos.
  • Si tienes un jardín amplio puedes probar sembrando alguna verdura con tu chiquitín, de esta forma se relacionará con los alimentos desde su cosecha y seguramente los aceptará mejor cuando deba comerlos.
  • Ponle nombre amistosos y divertidos muchos de nosotros relacionamos a los brócolis como “arbolitos”, ¿verdad?.
  • Involúcralos en la cocción de los alimentos o en el lavando de las verdura, que van a ser parte del menú del día, probablemente se emocionarán por probar lo que ayudaron a preparar.
  • Si tu hijo no quiere probar estos nuevos sabores, prueba contigo mismo. Saborea el plato tú y cuéntale a tu chiquito lo delicioso que está, háblale de su sabor, de lo suave que es, invítalo a conocer el mundo delicioso de las verduras, estamos seguros que con esta técnica te irá muy bien. Pues los peques tratarán de imitar lo que tú hagas. De esta manera, si te ve comiendo y disfrutando tu ensalada, él también lo hará. Ten presente que enseñar con tu ejemplo es fundamental en el crecimiento de tu chiquitín.
  • Investiga diferentes opciones en donde puedas involucrar a los vegetales de manera natural, un ejemplo de esto puede ser: hacer huevos revueltos y rayarles zanahoria el color les gustará y querrán comerlos con mucho gusto.
  • Aprovecha en las horas de comida para contarles historias muy interesantes ya que estarán atentos a tu lectura y también comerán sin inconveniente. ¿Qué tal su cuento preferido?
  • Los niños adoran comer verduras crudas como la zanahoria puedes relacionarla con una buena visión, todo se trata de convencerlos.
  • Despierta tu creatividad en la cocina, adorna sus platos con las verduras que sabes que le encantarán a tu hijo, puedes hacer una combinación perfecta y apetitosa.
  • Hay muchos vegetales que tu pequeñito seguro querrán probar: zanahoria, camotes, pimientos, brócoli, el maíz, lechuga, tomate, pepino.
  • Por último, felicita a tu angelito por haber comido todo, dile: perfecto, excelente, alza su dedo pulgar, alégrate del logro que consiguieron juntos.

Para finalizar, no olvides asegurar la protección de tu pequeñito junto a Leche Crecimiento NIDO® ya que con sus beneficios como el PREBIO, los Inmuno-nutrientes y el Omega 3 y 6 ayudará a que su desarrollo sea óptimo, su barriguita estará protegida y cada descubrimiento será asombroso.

loading