Jugando en Equipo

Desde su nacimiento hasta los tres años de edad, esta actividad le permite conocer el mundo que lo rodea de una manera divertida y sin estrés.

Durante cualquier juego espontáneo, tus pequeños aprenden normas y socialización: acuerdan ciertos límites para cada juego en particular con el fin de adaptar las normas a sus posibilidades y al entorno donde están jugando, así como desarrollar estrategias para lograr objetivos específicos. También mejora su motricidad al tener que correr, controlar la dirección de su carrera, calcular distancias y velocidades de objetos móviles y poner a prueba su equilibrio.

Por otra parte, está la importancia de que tu hijo aprenda a jugar en equipo, pues además de divertirse y recibir los beneficios antes mencionados, conocerá desde pequeño el valor de la solidaridad y de aportar su esfuerzo para conseguir un resultado que todos los miembros del equipo compartirán.

Jugar en equipo le permitirá a tus hijos:

  • Conocer el significado de cooperar y dar a los demás su mejor esfuerzo para lograr un objetivo común.
  • Saber que esto es mucho más importante que ganar un juego, pues significa compartir las actividades, el esfuerzo y la diversión con los demás niños y saber que el resultado les pertenece a todos ellos.
  • Aprender a alentar a sus compañeros para seguir adelante y dar lo mejor de sí.
  • Desarrollar una actitud de servicio con el resto de sus compañeros y evitar buscar culpables si algo sale mal.

Todos estos valores que le facilitarán muchas situaciones más adelante y contribuirán a que sea una mejor persona.

Referencia: Tomado de Nido México
loading