Tips para Viajar con Niños

Hola Mamás,

No importa si es tu primer viaje o el décimo, viajar con niños no es algo muy sencillo. El mismo hecho de hacer la maleta es toda una ciencia. ¿Cuántas mudadas debemos llevar por cuantos días? ¿Es mejor viajar a la playa o a la montaña? ¿Debemos viajar de noche o de día?

Puedo decir que soy una mamá viajera. Ya me he arriesgado hacer viajes largos con mis gordos y ¡sola! y me ha ido súper bien. Nuestro último viaje fue toda una aventura. Tardamos 30 horas en regresar a la casa.

Hay algunos tips que son súper valiosos y solo la experiencia nos enseña. Les quiero compartir estos tips para que se animen a viajar y tener lindos recuerdos en familia.

Elije el destino según la edad de los hijos

Es muy probable que en los primeros años de nuestros hijos los viajes sean cortos. Hay que olvidar (por ahora) los tiempos sin hijos en que pasábamos todo el día afuera y comíamos en cualquier lugar. Los niños chiquitos necesitan de más cuidado y tienen su rutina como la hora de comer y dormir.

La playa es un excelente lugar para viajar con niños grandes y pequeños. Pueden jugar libres, están en contacto con la naturaleza y duermen rico. Hay que ser cuidadosos con el sol, la arena y los moscos. Un buen protector solar, talco y repelente son de gran ayuda.

Según van creciendo podemos considerar nuevos destinos. Por ejemplo ahora que mis hijos ya tienen 6 y 3 años hemos decidido arriesgarnos más. Sabemos que ellos ya soportan más de 5 horas de viaje y que pueden aguantar filas y comer afuera, sin problemas.

Con niños hay que hacer todo sin prisa

Si antes estábamos acostumbrados a hacer un viaje sin paradas (para llegar más rápido), ahora con hijos es importante hacer algunas paradas para que los niños se distraigan, puedan ir al baño y coman algo. Sí, es verdad que tarda un poco más, pero aseguramos la tranquilidad de todos.

Lo mismo pasa cuando nos preparamos para salir a un paseo. Dejar la pañalera o mochila lista el día anterior nos ayuda a ganar tiempo. Y claro, ir al baño antes de salir ¡es regla!

Intenta llevar pocas maletas

Es verdad que queremos llevar todo “por si acaso se necesite”, pero lo ideal es viajar lo más liviano posible. Hay que recordar que además de las maletas están los coches, bolsos, pañaleras, lonchera de comida, etc. Dos mudadas de ropa por día es lo suficiente.

Hay muchas cosas que se puede comprar en el destino y que ocupan espacio, como son los pañales, por ejemplo. Es importante dejar espacio para cosas importantes como son las medicinas, comida o leche que están acostumbrados.

Haz una pañalera práctica y funcional para el viaje

Considera que a veces hay trafico en feriados y que los niños ensucian más la ropa cuando están distraídos. Los ítems básicos son:

  • Pañales y Pañitos húmedos – más de que lo que están acostumbrados en caso se alargue el viaje por un retraso.
  • Almohada pequeña o osito – con lo que están acostumbrados a dormir. Eso les da seguridad.
  • Snacks – tener una lonchera con sus comidas favoritas (su leche, pasas, galletas, frutas como uvas y manzanas, cereales, baby zanahorias, un chocolatito, agua).
  • Cambio de ropa – 2 mudadas, una para el viaje súper cómoda y una para la llegada, principalmente si hay cambio de temperatura. 
  • Fundas plásticas – para pañales y ropa sucia.
  • Juegos para que se distraigan – libros para colorear, stickers para pegar, cuentos y un juguete preferido.

No pases apuros, identifica a los niños

Una de las cosas que más nos preocupa cuando viajamos es que los niños se pierdan, principalmente ahora en fin de año que hay tanta gente en las calles y en las playas. Algo útil para identificar a los niños son los colores llamativos en su vestimenta, en sus gorras o camisetas, además se pueden hacer pulseras con información de contacto y teléfonos en caso de que se pierdan.

Viaja tempranito

Salir tempranito a un viaje tiene sus ventajas, hay menos tráfico y es muy probable que los niños duerman una buena parte del viaje.

Explica el viaje a los niños

No hay que hacerlo con mucho tiempo de anticipación porque les genera mucha ansiedad, pero es importante hacerlo. Es muy rico hablar de lo que van a conocer, personas con las que se van a encontrar. Se puede hacer acuerdos previos también como la importancia de estar siempre al lado de papás y cómo comportarse en los lugares que vamos a visitar.

Y ahora el tip más importante de todos ¡Disfruta! Aunque algunas cosas no salgan según lo planeado, viajar con nuestros hijos es una experiencia maravillosa que todos van recordar por toda la vida.

Un abrazo, Fer

loading