5 Actividades Sensoriales para Hacer con nuestros Hijos

Hola Mamás,

Gabriela Ribadeneira, parte del Blog Mamás Modernas, nos cuenta sobre algunas actividades sensoriales sencillas para hacer con nuestros pequeños en casa. ¡Disfruten del tiempo juntos!

Si hay algo que mi hija Emilia de 3 años y yo disfrutamos es el tiempo juntas. Cuando regresa de la guardería, además de descansar claro, muchas veces nos dedicamos a hacer manualidades. Personalmente me gusta que se ensucie, toque con sus manitos, haga al gusto sus “trabajitos”.

Existen muchas actividades que no solo son divertidas para los niños, sino que también es comprobado que les aportan algún tipo de aprendizaje y lo mejor es que las podemos hacer en casa ¡con cosas que ya tenemos!

Las Actividades Sensoriales trabajan los sentidos de los niños de manera física y mental mientras que aprenden cosas nuevas acorde a su edad. Vean estas 5 lindas ideas para hacer en casa.

Pero antes de hacer estas actividades sensoriales es importante tener en cuenta:

  • NUNCA debemos dejar a un niño sin supervisión de un adulto.
  • Debemos cuidar no introducir elementos que puedan lastimar.
  • Estar siempre atentas y explicarles (según la edad) que no se lleven nada a la boca.
  • Disfrutemos junto a nuestros hijos de estas actividades, pueden ser relajantes para los adultos.

1. Transferencia de Objetos (de 1 a 4 años)

En esta actividad podemos trabajar el control y coordinación de los músculos del brazo, mano y dedos, ósea la motricidad fina. Con una cuchara pedimos al niño que transfiera los objetos de un recipiente a otro. Dependiendo de la edad se pueden usar nueces para moverlas con las manos (de 1 a 2 años) o en nuestro caso, bolitas de gel ecológico que se usan para mantener húmedas las plantas (de 3 a 4 años, cuando normalmente ya no se meten nada a la boca).

Los recipientes pueden ser de un recipiente cualquiera a una hielera por ejemplo, así tendrán el desafío de apuntar a los huequitos.

2. Olores y texturas nuevas (de 1 a 4 años)

Con esta actividad podemos hacerles conocer nuevos olores y texturas. Para niños de 1 a 2 años se les puede pedir que toquen y huelan algo, y al mismo tiempo contarles como se llama el objeto. A partir de los 3 años podemos hacerles jugar con los olores. Por ejemplo poner dentro de frascos una flor olorosa, algo de café, canela, etc. y ellos pueden aprender a clasificar los olores por “agradable”, “fuerte”, etc.

Esta actividad aumenta el vocabulario del niño ya que aprenden el nombre de lo que huelen y sus características.

3. Abriendo y Cerrando Cajas (de 1 a 2 años)

Recuerdo que un día por casualidad le di a Emilia (en ese entonces tenía poco más de 1 año) un set de contenedores plásticos destapados para que se distraiga. Mi sorpresa fue ver como en pocos minutos ya estaban todos bien tapaditos. No queda duda que los niños, dentro de lo pequeñitos que son, tienen un gran sentido de la lógica.

En esta actividad trabaja la motricidad fina y fuerza de los dedos. Promueve la coordinación entre la vista y las manos, la concentración y sentido del orden.

4. Botellas Sensoriales (toda edad)

¡Estas botellitas siempre me han parecido bellas!, se las hice a mis sobrinos, y ahora con Emilia también nos divertimos. Cuando son niños menores de 2 años y medio lo ideal es usar botellas de plástico pequeñas, las llenamos de agua y ponemos algo adentro, como picadillo de papel brillante de colores o glitter. Tapamos muy bien la botella y ¡tarán!, tenemos un juguete que estimula la vista e imaginación del niño.

Con Emilia reciclamos frascos de vidrio en casa así que preferimos usarlos porque se ve un poquito más nítido. Y claro, porque ella ya tiene 3 años y sabe manejar su “peso” (conmigo cerca claro). La idea es reutilizar, en la medida de lo posible, lo que tenemos en casa.

Se pueden hacer botellas sensoriales con jabón líquido de manos transparente en vez de agua, y poner, por ejemplo, animalitos de plástico adentro, así se mueven más lento.

La idea es llenar las botellas con objetos que estimulen sus sentidos, que les de curiosidad o tan solo gusto al verlos moverse dentro.

5. Bolsitas sensoriales (de 1 a 3 años)

También muy fáciles de hacer. Nada mas necesitamos una funda tipo “ziplock”, cinta pegante (depende del material debemos sellar todos los extremos de la bolsita) e imaginación. Podemos llenarla con gel, espuma de afeitar, gotas de pintura, etc. La sellamos súper bien y los niños se divierten tocando, sintiendo y aplastando al gusto sin que se riegue nada.

En el caso de Emilia usamos las bolitas de gel ecológico y disfruto mucho en aplastarlas hasta que quedo hecho una sola pasta.

La finalidad de estas bolsitas es estimular el sentido del tacto y de la visión.

Mamás, espero les gusten estas actividades y que les hagan a pasar lindos momentos con sus hijos.

Con cariño,
Gaby Ribadeneira
Blog Mamás Modernas

loading