Abriga a tu Bebé

Para saber si tu bebé tiene frío, es recomendable tocar la punta de su nariz y frente con el dorso de tu mano. Si éstos se sienten fríos, entonces sabrás que es necesario cubrirlos un poco más. Si por el contrario, tu pequeño se ve acalorado con las mejillas enrojecidas, es buena opción quitarle alguna prenda para que se sienta más fresco.

En el caso de los bebés, es importante evitar el exceso de cobijas o ropa, no solo para cuidar su temperatura corporal, sino para que el pequeño se sienta cómodo, pueda moverse con libertad y descansar adecuadamente.

Existen diferentes mamelucos con telas abrigadoras pero livianas que pueden ser de mucha utilidad para el tiempo de frío; con éstos, el bebé se mantendrá calientito durante la noche, especialmente si al moverse llega a destaparse. Para las noches muy frías, una cobija liviana adicional es suficiente.

Si piensas usar calentadores eléctricos en la habitación de los niños, además de considerar todas las recomendaciones de uso del fabricante, debes extremar precauciones para evitar accidentes y riesgos a su salud.

Para la ropa cotidiana, procura que sea cómoda, de textura suave y sin muchas costuras o etiquetas. También asegúrate de que sea práctica, con botones al frente para que se la puedas quitar y poner fácilmente; pues a los bebés no les gusta que le estés metiendo suéteres por la cabeza.

Otro consejo para mantener la temperatura de pies, manos, orejas es tener a la mano botitas, guantes y orejeras, con éstas prendas estará cómodo sin necesidad de echarle otra cobija encima.

Y para cuando salgan a pasear lleva una cobija liviana, para su silla y su coche. Existen algunas en forma de bolsa que pueden ser de mucha utilidad.

Recuerda que para abrigar a tus pequeños, lo importante no es la cantidad sino la calidad de su ropa y sus accesorios; con una sola prenda debe bastar para hacerlo sentir cálido y cómodo, pero nada se puede comparar con el calor de los brazos de mamá.

Referencias: Cabezuelo, Gloria, y Frontera, Pedro, Cuídame Mucho, Guía para padres, Ed. Paidós
loading