Fortalece su Autoestima

Es a partir de los 5 años cuando tu hijo empieza a tener un concepto de la autoestima, que es el sentimiento de valor que tenemos de nuestro ser, de quiénes somos y del conjunto de características físicas, mentales y espirituales que nos definen como personas. Es también el amor por nosotros mismos, el cual se aprende, lo que significa que puede modificarse y fortalecerse en cualquier etapa de la vida.

Los niños con autoestima alta son seguros de sí mismos, se sienten más preparados para enfrentar algunas dificultades y le será mucho más fácil relacionarse con el resto de las personas que le rodean. Además, podrá ser independiente, tolerar la frustración, sentirse orgulloso de sus logros, asumir nuevos retos, pero sobre todo, sentirse querido.

Es importante que tomes en cuenta que para los niños sus padres son el punto de referencia para desarrollar su autoestima y se convierten en su mayor ejemplo. Por tal motivo es esencial que estés bien contigo misma para demostrar y transmitir seguridad a tus hijos.

Otro de los pilares de una autoestima saludable es la vinculación con los demás, por lo que resulta fundamental que fomentes la convivencia con otros pequeños de su edad, ya sea en la escuela o fuera de ella mediante la práctica de algún deporte o taller. También resulta fundamental que lo motives a participar en actividades cotidianas, como poner la mesa, recoger su recámara o vestirse solo. Toma en cuenta que la responsabilidad es un valor que ayuda de manera importante a elevar la autoestima.

Entre las muchas actividades que puedes realizar para fortalecer el amor propio de tu pequeño, se encuentran las siguientes:

  • Involúcrate en su vida y mantente al tanto del tipo de mensajes que recibe en la escuela, de sus compañeros, amigos y maestros.
  • Escúchalo y crea un espacio y tiempo adecuados destinados a comunicarte con él. Pero si en determinado momento quiere contarte algo, esa es la ocasión para escucharlo.
  • Crea un ambiente de paz en tu hogar.
  • Busca otros modelos que tu hijo también pueda seguir, como sus tíos o abuelos.
  • Enfatiza sus fortalezas
  • Cuando te sientas orgullosa de tu hijo díselo. Los pequeños tienden a recordar estos mensajes positivos, lo que les ayuda a tener una imagen positiva de sí mismos.
  • Enséñale a tomar sus propias decisiones y refuérzalo cuando consideres que ha tomado una buena decisión.

Sin embargo, no debes olvidar que la autoestima es un proceso que se desarrolla a lo largo de toda la vida. Por eso no lo presiones para que sea una súper estrella en esta corta edad, permítele cometer sus propios errores y, lo más importante, no lo juzgues por ello. La autoestima es el mejor regalo que puedes darle. Amarse y aceptarse a sí mismo son actitudes que lo ayudarán a enfrentar cualquier adversidad.

Referencia: Gillham L., Heber. Cómo ayudar a los niños a aceptarse a sí mismos y a aceptar a los demás, Editorial Paidós Educador. 3ra Edición 1991 Ferreros, Tor, María Luisa, Abrázame mamá: el desarrollo de la autoestima infantil y juvenil, Ed. Planeta. Borba, Michel, La autoestima de tu hijo, Ed. Paidós.
loading