Los Beneficios del Teatro Infantil

Existen muchas actividades entretenidas y que pueden aportar beneficios a tu hijo, y entre ellas está el teatro. Una estupenda oportunidad para que tu pequeño se divierta, invente e interprete historias y haga amigos.

Quizá ya te has dado cuenta de que el teatro infantil ya se encuentra entre las opciones extraescolares para los niños, e incluso dentro de las aulas preescolares es común que los pequeños ensayen breves obras de teatro para presentarlas en fechas especiales.

El teatro puede convertirse en una experiencia muy enriquecedora en el desarrollo de tu hijo y para practicarlo no es necesario que tenga aptitudes de gran actor, es suficiente con que participe con buen ánimo y con gusto.

Interpretar a un personaje sobre el escenario y desempeñar un papel en el desarrollo de una historia ayuda a los niños a desarrollar su expresión verbal y corporal, a estimular su capacidad de memoria, así como su agilidad mental; sirve para que los niños retengan diálogos y trabalenguas que le serán de gran utilidad para mejorar su lenguaje y su dicción.

Además, les permite identificar emociones, experimentar la tolerancia e interés por los demás y entender mejor el mundo en el que viven. También fortalece su autoestima, les enseña a convivir en grupo, a tener disciplina y constancia en el trabajo, y también a desenvolverse ante el público

Aunque existen más beneficios para los niños en el teatro infantil, como son los siguientes:

  • Mejora su capacidad para comunicarse
  • Transmite e inculca valores
  • Propicia la reflexión sobre las situaciones en las que participan
  • Estimula la creatividad e imaginación de los niños al permitir que jueguen con la fantasía

Por otro lado, el que tu pequeño haga teatro y aprenda reglas básicas de actuación no lo convertirá necesariamente en actor. Para él es un juego que comparte con otros niños y que le permite crear e inventar. Los trabajos en grupo, los ejercicios psicomotores y el contacto físico entre los compañeros son la base de la educación dramática y derivan en una mejor socialización.

Es importante que si decides que tu pequeño acuda a clases de teatro tengas la seguridad de que él está disfrutando de esta actividad en todo momento, sin presiones ni estrés.

Referencia: Sormani, Nora Lía. El teatro para niños, del texto al escenario. Ediciones Homo Sapiens, 2004. Jiménez Díaz, Floria. Música y literatura para niños, Tomo II. EUNED, 1987.
loading