Apetito saludable. Protegiendo a tu hijo con la alimentación

Mientras tu hijo crece, comienza a descubrir y a explorar el mundo que lo rodea por medio del tacto y llevándose a la boca cualquier cosa que esté a su alcance. Ésta es una etapa de desarrollo muy importante para tu hijo, pero también es una etapa en la que se expone a una cantidad importante de gérmenes.

Sabemos que es muy difícil detenerlo en sus exploraciones pero tú puedes protegerlo manteniendo su sistema inmunológico lo más fuerte posible con una nutrición adecuada.

Comienza de la mejor manera.

Siempre es mejor amamantar a tu hijo. Amamantarlo desde su nacimiento resulta muy importante, ya que le ayuda a construir un sistema inmunológico fuerte para el resto de su vida. La leche de pecho es rica en proteínas y contiene la concentración más alta de anticuerpos, la cual ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y construir las defensas naturales en tu hijo.

Nutrición para niños de 1 a los 3 años de edad.

Es importante que dentro de la dieta de tu hijo, estén todos los nutrientes que su cuerpo necesita para un buen crecimiento y el desarrollo de un sistema inmunológico fuerte.

Los nutrientes más importantes para mejorar la inmunidad son:

Vitaminas y minerales:

Éstas incluyen la vitamina A, C y E, zinc y selenio. Protegen a las células y apoyan los procesos que el cuerpo de tu hijo utiliza para combatir gérmenes e infecciones.

Las frutas de color y verduras son ricas en vitamina A y C.

El aceite vegetal y el aguacate son ricos en vitamina E.

La carne y el pescado son ricos en zinc y selenio.

Hierro:

Previene la deficiencia de hierro (anemia) y protege a tus hijos contra las infecciones. Los alimentos que contienen altas cantidades de hierro incluyen hígado, carne, frijol, verduras verdes, cereales fortalecidos y leches especializadas.

Grasa:

La grasa es una fuente de energía concentrada que es muy aprovechada por niños muy activos. La grasa puede servir también como vehículo de ciertas vitaminas como la A, D, E y K. Los ácidos grasos esenciales o EFAs toman un rol importante en la construcción de células, hormonas y ciertos factores que están involucrados en las defensas naturales de tu hijo.

Éstos son ingredientes que se encuentran en alimentos fortalecidos, tal como la leche NIDO® 1+ la cual contiene Prebióticos. Estos pueden ayudar en la construcción de la inmunidad natural de tu hijo y promover un sistema digestivo más saludable.

Proteínas:

Las proteínas son esenciales para el crecimiento, reparación de tejidos y actividad de las encinas. La carne, los productos lácteos y el huevo constituyen la mayor fuente de proteínas de alta calidad.

Referencia: Tomado de Nido México
loading