Consejos Para un Horario Alimenticio

Tu hijo ya es lo suficientemente mayor para acompañarte en la mesa, además ya es capaz de probar un poco de lo que el resto de la familia come.

El comer con la familia es una buena manera de asegurarse de que está ingiriendo una dieta variada y balanceada, de manera que no sólo crecerá sano y fuerte, sino también aprenderá buenos hábitos alimenticios.

Calidad vs. Cantidad:

Quizá notes que el crecimiento de tu hijo se ha vuelto algo lento. Esto es perfectamente normal. El ritmo de crecimiento se volverá lento desde el nacimiento, pero aumentará su velocidad alrededor de los 3 o 4 años de edad.

En general, 3 comidas dadas regularmente con refrigerios saludables en medio de éstas, serán suficientes para darle las 1000 - 1500 calorías al día que tu hijo requiere.

Cuando tu hijo coma con la familia, ofrécele un cuarto de la porción que le darías a un adulto. Si quiere más, sírveselo.

No obstante, si no muestra interés o comienza a jugar con su comida, sé paciente y no lo obligues a comérsela.

Si al principio no lo logras:

La mayoría de niños comenzarán a aceptar las comidas nuevas una vez que les hayan probado alrededor de 10 o 15 veces anteriormente. Así que persevera y continúa dándole alternativas saludables.

En el transcurso del crecimiento de tu hijo, puedes esperar de él:

  • Que comience a escoger los alimentos que le gusten más. Así que, dale alternativas y permítele que él decida. Eso sí, asegúrate de que esté comiendo saludablemente.
  • Ten su comida favorita. Quizá quiera comer sólo esa porción en particular por mucho tiempo. No te preocupes, él comenzará a probar y aceptar comidas nuevas eventualmente.

Referencia: Tomado de Nido México
loading