Alimentando a Niños Muy Activos

Crecer requiere de mucha energía y la energía proviene de las calorías. Por lo tanto, entre más activo sea tu hijo, más energía quema. Darle el balance correcto de carbohidratos, proteínas y grasas es importante para su desempeño físico y su salud en general.

Carbohidratos

Los carbohidratos complejos son la fuente primordial de energía para el cuerpo. Estos deberían constituir más de la mitad de las calorías diarias que tu hijo necesita. Una manera rápida de controlar esto es asegurándose que los carbohidratos complejos ocupan más lugar en su plato que ninguna otra cosa.

Los carbohidratos complejos incluyen:

  • Pan integral
  • Pasta integral
  • Arroz integral
  • Papas

Proteínas

Las proteínas ayudan a crear los glóbulos rojos de la sangre y fortalecer el sistema inmunológico. También ayudan a reparar músculos dañados debido a actividades deportivas o entrenamientos físicos.

Si a tu hijo le gustan los deportes y es muy activo, entonces necesitará una porción de proteínas aproximadamente de 1.2 gramos por cada kilogramo del peso de su cuerpo. Se estima que una porción de alimento es del tamaño del puño o la palma de la mano de tu hijo.

Es importante aclarar que tu hijo también debe adquirir proteínas de una variedad de fuentes, tanto de animales como de vegetales.

Buenas fuentes de proteína incluyen:

  • Carne
  • Fréjol y legumbres
  • Huevo
  • Leche y otros productos lácteos

Grasas

Niños muy activos usan la grasa como una fuente de energía. Las grasas pueden ser añadidas en la dieta de tu hijo si provienen de fuentes saludables tales como:

  • Aceite de oliva
  • Aceitunas
  • Nueces
  • Aguacates
  • Productos lácteos

¿Qué puedes darles a tus hijos durante esos juegos de fútbol o clases de natación que duran más de lo previsto?

Si tu hijo está participando en algún deporte por periodos largos, deberías asegurarte de que esté ingiriendo líquidos constantemente.

Consejos para alimentar un niño activo:

  • Dale a tu hijo de comer dos o tres horas antes de comenzar cualquier actividad física agotadora
  • Si jugará por mucho tiempo, asegúrate de darle un refrigerio como un plátano o una barra de cereal
  • Asegúrate de darle agua o líquidos que le den energía mientras juega

Una comida por la tarde que incluya pasta o arroz ayudará a reponer sus reservas de energía perdidas durante el juego.

Referencia: Tomado de Nido México
loading