Niños y mascotas una amistad verdadera

Un niño y su mascota pueden convertirse en compañeros incondicionales. Esta relación aporta muchos beneficios para su desarrollo y salud, tanto física como emocional.

Un animalito en casa, sea cual fuera este, puede ayudar al niño a fortalecer su sistema inmunológico, a tener más actividad física (correr, jugar, saltar), a fortalecer su autoestima y aprender la importancia del afecto y el respeto a otros seres vivos.

Es el reflejo de una amistad incondicional que vemos cuando las mascotas están junto a los angelitos de casa, quienes se vuelven cómplices en todos los sentidos. Por esto, te encantará conocer algunos de los beneficios que los niños pueden obtener al convivir con una mascota:


  • Desarrollan empatía, es decir, los niños pueden apreciar lo que el animalito necesita y ayudar a atender sus necesidades.
  • Construyen sentimientos de responsabilidad, al definir las tareas para el cuidado de las mascotas.
  • Estimulan su desarrollo físico, debido a las actividades que pueden hacer juntos.

Es importante recordar que antes de recibir a una mascota en casa, se debe tener en cuenta aspectos como el espacio, tiempo, tamaño de la mascota y los recursos económicos que serán necesarios para su desarrollo.

Y para quienes buscan un compañero de 4 patas, una gran alternativa puede ser la adopción, ya que hay miles de patitas que querrán ser esos compañeros fieles que tanto aman los niños.

¿Tu hijo tiene una mascota? ¿Qué beneficios le ha traído a tu pequeño? Cuéntanos en los comentarios?

loading